¿Es evidencia de extraterrestres la señal de HD164595 o sólo otra falsa alarma?

Spanish

Por John Traphagan, administrador, METI Internacional

Las redes sociales y los medios noticiosos han estado muy activos los últimos días con la perspectiva de una fuerte señal, aparentemente proveniente de una estrella conocida por el prosaico nombre de HD 164595, la cual se encuentra a aproximadamente 94 años luz de la Tierra. Al leer las noticias uno puede pensar que la señal fue interceptada la semana pasada, pero en realidad se recibió hace más de un año, en Mayo de 2015.

 

En realidad, el revuelo es la reminiscencia de la vasta cobertura en las noticias que el año pasado rodeo la estrella KIC 8462852, conocida ahora como “Estrella de Tabby”; el año pasado Jason Wright, astrónomo de la Universidad Estatal de Pennsylvania (Penn State) sugirió que el comportamiento peculiar de la estrella podría ser el resultado de un civilización extraterrestre construyendo una megaestructura que bloquea la luz de la estrella. También hemos visto la reciente fascinación con el descubrimiento de un planeta rocoso orbitando en la zona habitable de Proxima Centauri, la cual esta muy cerca de la Tierra (en la escala de la Vía Láctea) a un poco más de 4 años luz. Es nuestro vecino de al lado.

 

Los científicos han sido muy precavidos al expresar su optimismo sobre estos inusuales descubrimientos, señalando que ninguno de estos candidatos a civilizaciones extraterrestres es algo más que un hecho interesante en este punto. Hasta el momento no existe evidencia de que esté ocurriendo algo artificial alrededor de KIC 8462825 o HD 164595, incluso no hay certeza de que la señal en discusión proviniera de HD 164595.

 

Tanto METI Internacional (METI International) usando el Observatorio de SETI Óptico de Boquete en Panamá como el Instituto SETI (SETI Institute), usando el Conjunto de Telescopios Allen en California, tienen planes de enfocar sus equipos en HD 164595 para ver si surge algo que soporte o descarte la idea de que la señal fuera artificial. Quizás algo intrigante aparezca.

 

Sin embargo, el astrónomo de SETI Seth Shostak señala varios puntos sobre los problemas sobre la señal de HD 164595 y su posible origen extraterrestre. Por ejemplo, se hubiera requerido un enorme esfuerzo para generar la potencia de la señal recibida – el equivalente a toda la energía que usa la humanidad en la Tierra si esta hubiera sido dirigida directamente a nosotros, o el equivalente a toda la energía del Sol si la transmisión fuera omnidireccional.

 

Ninguna de estas condiciones es imposible, pero levanta sospechas. Aun mas extraño, si suponemos que la señal usó el nivel mínimo de potencia, surge una pregunta. Si la señal fue una baliza dirigida a la Tierra ¿Por qué?. Shostak señala que nuestras señales de televisión y de otros tipos no han tenido tiempo de llegar a HD 164595. ¿Cómo podrían saber que estamos aquí? Por su puesto, hace 94 años debieron tener la tecnología para detectar nuestra presencia, aun si no emitíamos mucho en forma de señales en ese entonces. Pero es difícil imaginar la forma en que podrían encontrar la presencia de una civilización en la Tierra tal como existía en 1920. Y si de alguna forma fueron capaces de hacerlo, ¿Por qué enviarían un mensaje a una civilización que no parecía capaz de responder?

 

Tal vez son intuitivos y muy pacientes. Sabían que un siglo mas tarde, los humanos tendríamos la capacidad de enviar señales a la velocidad de la luz, lo que pudieron anticipar. Y son lo suficientemente pacientes para esperar dos siglos por una respuesta.

 

Esta explicación es posible, pero si la civilización extraterrestre se asemeja a la nuestra, parece poco probable. Es mejor esperar a otras explicaciones para esta señal hasta que tengamos mas evidencias. Por supuesto, si la señal no aparece de nuevo, no será más que otro fascinante punto en los datos como la señal WOW!. Señal que apareció una sola vez dejando poco mas que un misterio exasperante.

 

El público y los medios de noticias deben tener presente que la ciencia es un sistema de escepticismo organizado. Y es de esa forma por una buena razón; el escepticismo evita que nos ahoguemos en conclusiones injustificadas de lo que observamos. Cuando lo aplicamos a SETI, debemos evitar emocionarnos demasiado sobre posibles señales artificiales de origen extraterrestre, porque normalmente existe una mejor explicación que pequeños hombresillos verdes de Alfa Centauri, de cualquier forma es un increíble posibilidad que considerar.