¿Qué tal si KIC 8462852 tuviera megaestructuras extraterrestres? 

Spanish

Por John W. Traphagan, Administrador, METI Internacional 

Aunque la especulación de que la extraña estrella KIC 8462852 pudiera tener algo poco natural orbitándola -Un enjambre Dyson o alguna otra megaestructura -pareciera no tener fundamento, pero vale la pena contemplar qué significaría para la humanidad si esta especulación fuera correcta. Desde la estrella, los científicos SETI suponen que las probabilidades estaban en contra de que nuestro vecino a 1400 años luz de distancia tuviera en su órbita algo diferente a un fenómeno natural desconocido para nosotros. Las observaciones realizadas por SETI Institute usando el Conjunto de Telescopios Allen (ATA por sus siglas en inglés) y las observaciones de SETI óptico realizadas desde Panamá por METI Internacional no han encontrado evidencia de extraterrestres. Pero aún con la ausencia de datos empíricos hay oportunidad, aunque sea muy pequeña, de que finalmente encontremos la evidencia de que los humanos tienen o han tenido vecinos en el universo. 

¿Qué pasaría si no estamos solos? Muchos en la comunidad SETI y de otras partes han argumentado que éste sería uno de los mayores descubrimientos en la historia de la humanidad y que cambiaría la forma en que nos vemos a nosotros mismos. Estoy de acuerdo con la primera parte pero no tanto con la segunda parte de la ecuación. Sin duda, el aprender que no estamos solos representa uno de los mayores descubrimientos en la historia de la humanidad. Sólo ocurrirá una vez en toda nuestra existencia -como el llegar a la Luna la primera vez que pusimos pie en otro objeto de nuestro universo más allá de la Tierra. 

Pero suponer que esto cambiará a la humanidad es riesgoso. Entre las élites educadas como los teólogos, artistas o filósofos ciertamente habrá un impacto sobre cómo ven nuestro lugar en el universo y, quizá, abran la puerta a nuevas formas de pensar sobre el significado de nuestra existencia. Para aquellos celosamente religiosos que están convencidos de que la humanidad es especial debido a que un dios nos hizo así, esto podría dar un tremendo golpe a su arrogancia, la cual podría llevarlos a insistir, neciamente, en que los datos son fraudulentos. Los astrónomos y otros científicos SETI (como yo) se emocionarían tremendamente sobre la perspectiva de un tiempo distante en el que podríamos comunicarnos con los seres que construyeron dichas mega estructuras o enviar mensaje -suponiendo que aún sigan ahí, ya que mucho de lo que observamos ahora al mirar al cielo ocurrió hace mucho tiempo (en el caso de KIC 8462852, hace 1 400 años). 

Y además están todos los demás. ¿Las personas empobrecidas en Haití o África cambiarían por esto? ¿Aquellos miles de millones de personas que luchan por sobrevivir día con día les importaría el hecho de que no estamos solos en el universo?, ¿las personas alrededor del mundo comenzarían a realizar las señas manuales creadas por el compositor Zoltán Kodály para comunicarse con ET, como en la película “Encuentros Cercanos del Tercer Tipo”? 

No estoy tan seguro. De hecho, mientras que el descubrimiento de una civilización extraterrestre podría, a la larga, tener una influencia significativa para la humanidad, pero al corto plazo dudo que tenga mucho impacto. ¿Recuerdan a Neil Armstrong? Cuando le pregunto a mis estudiantes -es decir, estudiantes en una de las universidades de investigación principales en EEUU- quién fue Neil Armstrong, muchos no tienen idea o tienen una vaga idea. Podría decirse que uno de los logros más importantes de la historia de la humanidad por alguien que debería estar entre los individuos más significativos en la historia, para muchos incluso aquí en EEUU, Neil Armstrong y su primer paso en la Luna ahora son un tenue recuerdo, si es que aún es un recuerdo. 

El hecho de que la mayor parte de las personas en la Tierra, el aprender que no estamos solos el en universo no importa mucho porque no les ayuda a sobrevivir al día a día. Incluso aquellos con educación y comparativo bienestar, como mis alumnos, si descubriéramos a ET, podría representar poco más que algo en que pensar brevemente, en lo que construyen sus carreras, mantener a sus familias y mirar sus teléfonos inteligentes. El hecho de que un descubrimiento importante como la inteligencia extraterrestre a 1 400 años luz de distancia, podría ser algo abstracto y con poco significado a nivel concreto en la vida cotidiana de la mayoría de los habitantes de la Tierra. Es interesante, pero podría tener poca relevancia en un mundo absorto en sus propios problemas. 

Esta es una realidad poco afortunada. Debería ser relevante, ya que ubica a toda nuestra civilización e historia en algo mucho más grande que nuestro pequeño planeta. Debido a que vivimos en un mundo regido por la guerra, enfermedad y pobreza, lleno de personas que luchan día con día por sobrevivir, el saber que no estamos solos en el universo no es muy relevante para la mayoría de nosotros. Incluso para aquellos que son más afortunados, los resultados más recientes de la bolsa de valores tienen mayor significado que nuestro lugar en el universo. El saber que no estamos solos no ayuda mucho cuando queremos comprar un nuevo BMW. 

Quizá, si supiéramos que en KIC 8462852 o alguna otra estrella, tuviera a alguien haciendo cosas realmente grandes alrededor de ella desde hace siglos, se abriría la puerta, aunque sea un poquito, para que una parte de la humanidad pierda su egocentrismo miope y comience a pensar en nuestro mundo y nuestra civilización como parte de algo mucho más grande -y más importante- que nosotros y nuestras pequeñas ambiciones y deseos. No tengo idea hasta dónde nos puede llevar, pero el ser menos egocéntricos solo puede ser algo bueno para la riqueza de nuestro mundo. Quizá pensar que hay alguien más allá afuera podría ayudarnos a pensar más sobre otros aquí mismo en la Tierra. 

Artículo en inglés: http://meti.org/blog/so-what-if-kic-8462852-did-have-alien-megastructures